La lesión de los tejidos de extremidades superiores o inferiores es frecuente y puede ser secundaria a accidentes, cáncer, cirugía u otros. En casos complejos, puede ser necesaria la reconstrucción por el cirujano plástico, utilizando tejidos propios del paciente para recuperar su forma y función.

Es muy importante una cirugía oportuna para recuperar la funcionalidad en el menor tiempo posible y retomar las actividades habituales. Esto debe ser realizado con prontitud y según los más altos estándares de calidad que permitan una curación rápida con secuelas funcionales y estéticas mínimas y/o aceptables. 

Dependiendo de la complejidad de las lesiones, las técnicas a utilizar consisten en el cierre de la piel con suturas, injertos de piel, movilización de tejidos locales (colgajos), regionales o a distancia mediante microcirugía reconstructiva. La rehabilitación es muy importante, por lo que el trabajo multidisciplinario es primordial, siendo el cirujano plástico el especialista en la parte reconstructiva.