La parálisis facial afecta la musculatura de la mímica facial, generando alteraciones estéticas, funcionales y psicosociales. Debe ser manejado por un equipo multidisciplinario, que involucra la participación de distintas especialidades médicas como oftalmología, otorrinolaringología, genética, fisiatría, cirugía plástica y neurología, entre otras. Además, se debe contar con el apoyo de kinesiólogos, fonoaudiólogos y psicólogos, para conseguir óptimos resultados.

Los casos leves de parálisis facial por lo general pueden desaparecer en un mes, pero en los más graves, se requiere de cirugía plástica para corregir los problemas persistentes del nervio facial, utilizando métodos de reparación como colgajos o injertos.

Es fundamental que desde el comienzo del tratamiento, el paciente se comprometa a establecer una dinámica que permita tener una continuidad, sobre todo en la etapa de rehabilitación, para asegurar de esta manera un óptimo resultado y  recuperación.

Contacto

Mapa

Diseñado por B12.  Cirugía Plástica Las Condes 2019 © Todos los derechos reservados.