La lipoescultura es un procedimiento que sirve para modificar la forma del contorno corporal en el tronco, cintura, abdomen, espalda, glúteo, extremidades inferiores, extremidades superiores y cuello. Consiste en eliminar mediante aspiración quirúrgica la grasa de las zonas antiestéticas y colocarla para rellenar en zonas donde por genética o envejecimiento hay falta de ella, como, por ejemplo, la región glútea o mama. Actualmente se usa la lipoescultura también para definir y resaltar el patrón muscular normal de las personas atléticas.

La lipoescultura no sirve para bajar de peso, tampoco es recomendable realizarla en pacientes obesos. El resultado depende de la elasticidad de la piel de cada paciente, la cual debe retraerse para lograr la definición de las estructuras que estan bajo ella y así lograr la mejoría del contorno corporal. Sin embargo, cuando la piel no tiene la elasticidad suficiente, o por cambios de peso cuelga en pliegues, se puede asociar a otro tipo de intervenciones como son abdominoplastia, braquioplastia, lifting de muslos etc.

La cirugía consiste en inyectar una solución de suero fisiológico más vasoconstrictores en la zona a liposuccionar para evitar el sangrado excesivo, para luego aspirar la grasa con cánulas especiales de liposucción. En algunos pacientes se puede requerir un paso intermedio para realizar una ruptura controlada de las células de grasa mediante cánulas con ultrasonido y así producir mayor definición y retracción de la piel. En las zonas que requieren lipoinyección, la grasa succionada previamente se purifica y se inyecta con cánulas de lipoinyección especiales moldeando la forma corporal deseada.

La duración de la cirugía depende de las zonas a liposuccionar y lipoinyectar, y puede variar entre 1 a 4 horas dependiendo del volumen aspirado. Por el mismo motivo, hay liposucciones que se pueden realizar con anestesia local y otras con anestesia general. El ingreso del paciente varía desde el alta al mismo día de la cirugía a las 2 noches de ingreso.

El período de recuperación también varía con el volumen aspirado, y va desde 1 a 3 semanas. En todos los casos los pacientes presentan moretones en el postoperatorio, y deben usar ropa compresiva especial en la zona. Además, se indica kinesioterapia para realizar masajes de drenaje linfático que aceleran la recuperación, mejoran la definición y disminuye las molestias de los pacientes.

Los resultados de la lipoescultura serán visibles en forma paulatina a partir del primer mes, pero los resultados definitivos se ven después de los 3 meses. Los resultados de este procedimiento son permanentes para el paciente en la medida que se acompañe de un estilo de vida saludable y ejercicios.