El sistema linfático es parte del sistema inmune y es el encargado, entre otras cosas, de transportar líquido desde los tejidos hacia el sistema circulatorio. Este mecanismo de transporte puede fallar y el líquido se acumula principalmente en las extremidades, provocando una hinchazón que se conoce como linfedema. Esto puede ocurrir por alteraciones en el desarrollo del sistema linfático (primario) o secundario al tratamiento de cáncer mama, cáncer ginecológico, melanoma, traumatismos o por otras causas. Los pacientes con linfedema pueden presentar aumento de volumen (hinchazón), sensación de pesadez y adormecimiento de la(s) extremidad(es), lo cual puede estar asociado o no a episodios de infección a repetición (celulitis) que deterioran aún más la función linfática. Esto provoca limitaciones en las actividades de la vida diaria, combinando problemas físicos con alteraciones psicológicas.

Los pacientes con cáncer de mama en los cuales se realizará la extracción de ganglios (vaciamiento o disección axilar), presentan linfedema en el 29-49%. Actualmente existe la cirugía de reducción de riesgo de linfedema que se realiza durante el mismo procedimiento para restituir el sistema linfático, disminuyendo significativamente el riesgo.

El tratamiento quirúrgico, busca recuperar la función linfática. Actualmente, las técnicas más aceptadas son la anastomosis linfático-venosa mediante supermicrocirugía y el trasplante de ganglios autólogo (del mismo paciente). La hospitalización generalmente es de 2 a 5 noches.

  • Las anastomosis linfático-venosas es una cirugía de alta sofisticación, en la que se utiliza material ultra-fino y microscopio. En esta cirugía se unen los vasos linfáticos con las venas a modo de by-pass, de manera de conseguir recuperar el drenaje linfático y evitar que se acumule líquido en las extremidades.
  • El trasplante de ganglios autólogo consiste en la toma de linfonodos del mismo paciente, desde un lugar cuya función no es primordial, para transferirlos mediante microcirugía a la extremidad enferma y así, intentar recuperar la función.

Ambos procedimientos juegan un rol en la restitución de la función linfática y tienen indicaciones precisas.

Contacto

Mapa

Diseñado por B12.  Cirugía Plástica Las Condes 2019 © Todos los derechos reservados.