Es la condición masculina en que existe glándula mamaria de carácter femenino, que produce un aumento de volumen de las mamas. La mayoría de los hombres nacen con ese tipo de glándulas; tejido que suelen perder al cumplir los 11, 12 años. Sin embargo, cerca del 10 por ciento mantienen ese tejido en las mamas. También está la llamada ginecomastia falsa o seudo ginecomastia en que el aumento de volumen de las mamas es por la presencia de tejido adiposo o grasa. Existe también la ginecomastia mixta, en que el aumento de volumen es por una combinación de tejido glandular con un importante componente de grasa.
La ginecomastia glandular se trata resecando el exceso de glándula, que luego se envía a biopsia para descartar alguna enfermedad. La ginecomastia grasa se trata solo con liposucción, y la ginecomastia mixta lipoaspirando la grasa y luego resecando la glándula.