Cirugías estéticas: ¿En cuánto tiempo te puedes recuperar?

Dra. Claudia Albornoz, cirujano plástico y reconstructivo de Clínica Las Condes

Las cirugías estéticas traen enormes beneficios, tanto físicos como sicológicos, para quienes se someten a éstas. Cada uno de estos procedimientos tienen un periodo de recuperación post operatorio normal en el que pueden aparecer molestias, por lo que es fundamental seguir las indicaciones del médico para que todo salga como se espera.

Cirugías faciales

Las cirugías faciales más comunes son blefaroplastía, rinoplastía y lifting. La recuperación en estos tres casos es similar:

  • Blefaroplastía: luego de esta cirugía se puede producir edema, inflamación y equimosis (moretones) en los ojos, específicamente en los párpados. Después de la operación, la inflamación más fuerte persiste durante la primera semana, en la cual se retiran los puntos. En la segunda, comienza a desaparecer, y los moretones duran alrededor de dos semanas y, en general, después de un mes ya está completamente desinflamado. Por lo tanto, es recomendable programar la blefaroplastia con tiempo, si es que el paciente tiene un evento social importante como, por ejemplo, un matrimonio.
  • Rinoplastía: ésta puede ser estética solamente o estética y funcional. En general, en ambas cirugías, los pacientes quedan con tapones en la nariz, los que se sacan al quinto día aproximadamente. También se les coloca una férula de plástico, una especie de yeso o inmovilizador, que se mantiene unos siete días más o menos. Después se les indica el uso de tela para disminuir el edema y los moretones, que desaparecen a las dos semanas. Sin embargo,  la inflamación de la nariz se demora un poco más en pasar. Las personas quedan con una sensación de congestión nasal, por lo que se produce más incomodidad que dolor. La licencia médica se otorga por dos  semanas, en las que  no se puede hacer ejercicios.
  • Lifting: el lifting facial, o facial y cuello, tiene un periodo de recuperación que depende de  la cantidad de piel estirada. Se produce inflamación en la cara y aparecen moretones. Es importante que los pacientes entiendan que al principio hay mucha inflamación, pero que va a disminuir con el transcurso de las semanas, lo que puede tardar alrededor de un mes.

Cirugías mamarias

Estas cirugías tienen en común el uso de sostén post operatorio, durante 2 a 3 semanas. Esta prenda está elaborada con telas más blandas, que no irriten la piel y no pueden contener barba porque muchas veces la cicatriz queda debajo de la mama y la idea es que nada comprima esa zona.

  • Aumento mamario: los primeros días las pacientes suelen presentar algunas molestias producto de la colocación del implante, pero es una cirugía de rápida recuperación, por lo que se sienten bien en un lapso corto. Se puede hacer ambulatoria o con una noche de hospitalización, se producen pocos moretones, los que desaparecen alrededor de 2 semanas. Se puede retomar la vida normal a la segunda semana y a la tercera o cuarta, ya se podría hacer ejercicios físicos. No se recomienda reposo en cama, ya que entre más rápido el paciente se levante se acelera el periodo de recuperación y se disminuyen los riesgos de trombosis.
  • Mastopexia: consiste en un levantamiento mamario, lo que se puede hacer con o sin implante. La recuperación es bastante buena, ya que es una cirugía mucho menos invasiva, por lo tanto, la sensación es similar a cuando baja la leche, más que de dolor. Como en toda cirugía produce edemas, moretones e inflamación que duran aproximadamente 3 semanas. Cuando son reducciones más grandes hay mayor inflamación y tanto el edema como los moretones duran más. Pero en general, las mamas quedan desinflamadas después de 2 a 3 semanas y la paciente ya puede regresar a su trabajo. Pero si las labores que realiza requieren de mucho movimiento de brazos, se extiende una licencia más larga.
  • Reducción mamaria: el reposo es bastante similar, la única gran diferencia entre una mastopexia y la reducción es la cantidad de mama que se extrae. En general se define reducción mamaria cuando se retira más de 300 gramos por mama. Las técnicas son bastante similares, por lo que la inflamación y moretones son parecidos al de la mastopexia y el tiempo de recuperación es de 2 a 3 semanas aproximadamente.
  • Ginecomastia: es una cirugía que muchas veces se asocia a la resección de las glándulas y una lipoaspiración. Ésta se puede hacer ambulatoria o con una noche de hospitalización. Tras la cirugía, los pacientes deben usar una faja o una camiseta compresiva para evitar el edema. En algunas ocasiones se les indica kinesioterapia para mejorar la inflamación y los moretones, que duran alrededor de 2 semanas. Al cabo de este tiempo,  el paciente ya puede trabajar o retomar sus actividades normales. Sin embargo, el ejercicio se recomienda entre la tercera semana y el mes de recuperación.

Cirugías en el abdomen

Las más comunes son la lipoaspiración y abdominoplastía, para las cuales siempre se indican masajes de drenaje linfático y el uso de una faja post operatoria por lo menos durante un mes.

  • Abdominoplastía: se realiza con hospitalización de 1 a 2 noches y es la que más necesita tiempo de recuperación, ya que en el procedimiento deben unirse los músculos del abdomen, lo que se demora más en cicatrizar. Se requiere que el paciente esté en reposo, pero no en cama, no debe hacer fuerza ni ejercicios por 6 semanas.

Una vez retirado el drenaje (entre el 5to y el décimo día de recuperación), se aprecia una mejoría clara en cuanto a los síntomas: el paciente ya es mucho más capaz de retomar su actividad.

Si la abdominoplastía está asociada a una lipoaspiración, generalmente se produce moretones e inflamación. Los moretones duran habitualmente 2 semanas al igual que la inflamación, la que mejora bastante con los masajes de drenaje linfático.

En cuanto a licencia, habitualmente se extiende por 3 semanas y el alta definitiva, para poder hacer cualquier tipo de ejercicio, es a las seis semanas.

  • Lipoaspiración: los primeros tres días son los más complicados, ya que el paciente siente molestias. Se producen moretones y edema, por lo que se indica medicamentos y masajes de drenaje linfáticos. Además, los pacientes tienen que usar una faja post operatoria que habitualmente se deja alrededor de un mes. El resultado definitivo de esta cirugía se aprecia aproximadamente a los 3 meses. Pero a la tercera o cuarta semana ya disminuye bastante la inflamación y desaparecen los moretones.

En todos los casos, es importante no hacer reposo en cama ya que la recomendación es que los pacientes se levanten y caminen; además no deben realizar actividad física, al menos, 3 semanas a 1 mes después de la cirugía. Para el cuidado de las cicatrices, las indicaciones son no exponerlas al sol y evitar el tabaco.