Esta cirugía trata problemas congénitos como las malformaciones mamarias (asimetrías, mamas tuberosas) y adquiridos, como la pérdida de una mama por cáncer, el crecimiento exagerado de las mamas ( hipertrofia) o secuelas de quemaduras.