La cirugía estética facial aborda la cirugía de parpados, de nariz, de orejas, la pérdida de volumen graso o el exceso de grasa de la cara; la caída de los
tejidos de cara y cuello, la falta de desarrollo del mentón y otros aspectos del envejecimiento facial que nos hacen sentir menoscabados, lucir más
cansados y envejecidos.