La cirugía de párpados o blefaroplastía es aquella cirugía que tiene como objetivo eliminar el exceso de piel en los párpados, entregando una mirada rejuvenecida y descansada. Está recomendada tanto para hombres como mujeres que noten piel sobrante o exceso de bolsas en sus párpados.

En el caso de los párpados superiores, la cirugía consiste extraer el exceso de piel y/o grasa, a través de pequeñas incisiones que posteriormente quedan ocultas. En aquellos pacientes que presentan párpados pesados o mala visión producto del exceso de piel, con mucha frecuencia limitan el campo visual y la cirugía puede ser cubierta por Isapres y seguros complementarios, siendo operado por el cirujano plástico.

La cirugía para párpados inferiores, la cual es siempre cosmética, consiste en retirar la grasa y/o piel sobrante que da el aspecto de ojeras y/o cansancio. Si sólo hay exceso de bolsas de grasa, la cirugía se realiza por dentro del párpado sin necesidad de puntos. En el caso que exista redundancia cutánea, se agrega una incisión por debajo de las pestañas.

Ambas cirugías pueden realizarse en una misma intervención, con anestesia local o general, e incluso de manera ambulatoria. Tiene una duración que puede variar entre 45 minutos a 2 horas.

Los cuidados postoperatorios consisten en reposo relativo, no hacer fuerza por una semana y frío local los primeros días. Puede retomar sus actividades habituales luego de los 5-10 días, dependiendo de la evolución.