La cirugía micrográfica de Mohs sigue siendo una de las soluciones quirúrgicas más efectivas y avanzadas para el cáncer de piel, sobre todo en casos en que la enfermedad se encuentre en una zona crítica, como la región facial, cerca del párpado, nariz u oreja.

La técnica consiste en marcar los límites visibles del tumor mediante el uso de un instrumento óptico de amplificación denominado dermatoscopio, para luego proceder a extirparlo, procesar la muestra y analizarla. Esto permite detectar el lugar preciso donde quedan restos del tumor a medida que se va sacando y así sacrificar menor cantidad de tejido sano. 

Sus beneficios con respecto a otras técnicas, es que durante la extirpación se realiza un mapeo micrográfico (orientación y representación tridimensional) del tumor, que permite identificar con máxima precisión si persisten células malignas en algunas zonas. 

Por lo general La intervención es ambulatoria y la operación dura entre 2 a 3 horas. Se utiliza anestesia local y/o sedación o anestesia general, según la complejidad de la cirugía y las condiciones de salud del paciente.

Contacto

Mapa

Diseñado por B12.  Cirugía Plástica Las Condes 2019 © Todos los derechos reservados.